martes, julio 30, 2013

LA MASTURBACIÓN

Solo espero remover conciencias haciendo esta entrada, porque desgraciadamente todavía hay personas que creen que la masturbación es pecado y culpabilidad.
La masturbación consiste en la propia estimulación deliberada de los propios órganos sexuales, con la intención de obtener placer. Puede ser que acabe en orgasmo o no.
La masturbación, después de las relaciones sexuales con un compañero, es la segunda fuente más importante de placer con que contamos; y, sin embargo, sigue asociada con sentimientos de culpa o ansiedad. Esto se debe, en parte, a la ignorancia de que la masturbación no puede causar daño y, en parte, a los siglos de educación religiosa, en los que inculcaba que la masturbación era un pecado.

TERAPIA SEXUAL


Una vez que la masturbación empezó a volverse médicamente respetable, la gente empezó a verla como algo positivo. No solo, decían proporcionaba placer inofensivo, sino que además era una buena manera de conocer la respuesta sexual de uno mismo.
Esta idea fue recogida por los médicos para tratar a las personas que presentaban problemas en sus relaciones sexuales. Comprender los hechos acerca de la masturbación y cómo el cuerpo se excita son partes importantes de este proceso. Cada persona decide cuál es su frecuencia para masturbarse; no hay niveles fijados. Ningún daño físico o mental puede sobrevenir independientemente de la frecuencia de la masturbación, a menos que se trate de una conducta compulsiva, en ese caso la persona tiene un problema en el que la masturbación es un síntoma, y no una causa.
La verdad es que no es extraño que hayan personas que disfruten más con la masturbación que con el propio coito, tiene ciertas ventajas y es que puede hacerse rápidamente y no es necesario preocuparte por las necesidades de tu pareja. Algunas personas encuentran mayor la intensidad de un orgasmo por masturbación que por coito. En el fondo, sin embargo, la mayor parte de la gente prefiere el sexo con una pareja; es mucho más completo, no?
"La masturbación se convierte en un problema sólo cuando el hombre o la mujer la usa exclusivamente y rechaza las relaciones sexuales"



LOS MITOS


Como es habitual en casi todas mis entradas está la parte de los mitos de los cuales, los que cito a continuación son falsos:
-La masturbación causa enfermedades físicas.
-La gente casada no se masturba.
-La masturbación es para gente que no tiene pareja.
-La masturbación es signo de homosexualidad.
-Las mujeres no se masturban.
-Puedes decir si una persona se masturba sólo con mirarlo.
-Demasiadas masturbaciones en un hombre agota sus espermatozoides.
La masturbación es una característica de las expresiones sexuales de la mayoría de la gente en cierta fase del ciclo vital. Muchas personas se masturban desde la infancia hasta la vejez.
Los bebés obtienen claramente un placer al tocarse los genitales, aunque desde luego no se masturbaran metódicamente. Los niños, digan lo que digan los adultos, acariciaran sus genitales y obtendrán placer al hacerlo. Hacía la pubertad , niños y niñas manipularan sus genitales con una finalidad más determinada y comenzarán a masturbarse hasta el  orgasmo. En la década de los cuarenta, los adolescentes y hombres solteros se masturbaban más, que los hombres mayores y más que las mujeres a cualquier edad. En la década de los setenta, por el contrario, se encontró que la masturbación comenzaba a una edad más temprana, continuaba en el tiempo y era practicada igualmente por hombres y mujeres adultos.
Si queréis saber más sobre la masturbación os recomiendo el "El libro rojo" de MORTON HUNT.


Los sentimientos acerca de la masturbación son parte de la formación de nuestra personalidad y a veces pueden afectarnos profundamente. 
Las creencias religiosas que nos han influido de forma negativa.
Las enseñanzas médicas que antiguamente eran negativas y que hoy en día afortunadamente se han vuelto positivas.
Y los propios padres que a menudo comunican ideas negativas acerca de la masturbación. Todos estos efectos acumulados de estas influencias se convierten en confusión o culpabilidad.
Una minoría de personas consiguen librarse de la ansiedad y la culpabilidad, aprenden a vivir con sus sentimientos y se sienten libres para masturbarse cuando quieran. Afortunadamente esta actitud esta volviéndose más común hoy en día, aunque la mitología de la masturbación permanece potente en muchas partes del mundo.

LA MASTURBACIÓN EN LAS RELACIONES


La  masturbación tiene diferentes significados a través del ciclo vital de la persona. Durante la primera infancia, la sensación asociada al hecho de tocarse los genitales es una experiencia universal. Durante la adolescencia, conocer tu cuerpo experimentando la aparición de sentimientos sexuales, la emoción, la ansiedad de hacer cosas privadas, secretas y tabúes son parte del desarrollo de una persona. Hay muchos cambios cuando las relaciones se establecen.
Hay hombres que piensan
 "Si mi mujer se masturbara, sería un gran golpe para mi", no hay que decir que es totalmente sexista, llena de frustraciones y que hoy en día aún se piensa.
En algunas relaciones, la masturbación puede ser bien aceptada por los dos. Hecha a solas o en presencia de la pareja, el acto es placentero y apropiado y no tiene por que ser un signo de rechazo. Sin embargo para otras parejas, es un signo de enfado, o descontento y piensan que su relación no va bien. Tanto la sinceridad como la sensibilidad son necesarias en estas situaciones. En una gran cantidad de relaciones, la masturbación mutua juega un papel significativo en el repertorio sexual y puede ser el fin por sí mismo o la preparación de otros juegos sexuales. La conclusión es que si ambos están a gusto masturbándose puede ser satisfactorio para ambos.
Las mujeres en la antigua Grecia se masturbaban con un instrumento llamado Olisbos y sus maridos lo aceptaban porque lo veían como una válvula de escape y un sustituto de ellos mismos.


 OLISBOS

CURIOSO, NO?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo soy un seguidor de este blog desde el primer día, el cual me parece una información muy útil en todos los casos y me gustaría preguntarte ¿ Puede uno masturbarse demasiado ? tu que opinas Lola?
Un Italiano

Lola PJ dijo...

No, cada individuo decide cual es su frecuencia para masturbarse, no provoca ningún daño físico ni mental a menos que se trate de una conducta compulsiva, en ese caso tiene un problema.