viernes, diciembre 13, 2013

LOS DILEMAS DE LA SEXUALIDAD

LAS EMOCIONES


Nuestra sexualidad es complicada, el aprendizaje nos conlleva a cubrir unas expectativas en la que mostrar todas nuestras habilidades, lo que sin duda a la larga tiene consecuencias negativas. Mientras los animales practican sexo en el periodo de reproducción y con una finalidad de supervivencia de la especie, el hombre busca reproducirse en un pequeño porcentaje de todas las relaciones sexuales que tiene a lo largo de su vida y el sexo se convierte en una fuente de placer, diversión, y comunicación. Así, que la sexualidad humana es mucho mas variada, nosotros aprendemos de la experiencia y utilizamos la imaginación para el sexo.
Tenemos pensamientos y emociones y ambos tienen un papel importante en la forma que tenemos de vivir nuestra sexualidad, la emoción nos dice que nos dejemos llevar por el instinto, esa alternativa suena bien pero la relacionamos con perder el control así que la tenemos y tratamos de manejarla, ahí entra la razón que nos susurra al oído las formas de controlar la emoción. Yo creo que eso es perfectamente normal y lógico y ninguno de los dispositivos es malo o es bueno, podemos aprender a manejar la emoción y la razón y vivir nuestra sexualidad sin sentimientos de reproche o culpa.
Tenemos mentalmente vinculado el sexo a los genitales de tal manera que cuesta imaginar una relación sexual sin involucrarlos, ya sabemos que contienen una concentración de terminaciones nerviosas difíciles de encontrar en el cuerpo, pero olvidarnos del resto del cuerpo es un error. No podemos volcarnos en el funcionamiento de los genitales como eje del placer sexual, exigimos el 100% a nuestros genitales y cuando baja al 80% nos cuesta ver la luz.
En resumen, las relaciones sexuales no pueden ser centradas solo en los genitales, tenemos que ser capaces de dar y recibir placer desde todo nuestros sentidos. Aunque la palabra rutina suene a negativa, el ser humano busca instintivamente un comportamiento rutinario, ya que no supone ningún esfuerzo. Cuando una pareja se consolida suele caer en una agradable rutina, si para los dos es placentero no hay queja, pero si uno de los dos comienza a aburrirse la demanda tiene que cambiar. Tampoco debemos preocuparnos en exceso por no caer en la rutina cuando esta no es negativa de por si. Una vez mas la comunicación es la clave y también para probar cosas nuevas de vez en cuando para incorporarlas a nuestra vida y a nuestra rutina y darle un toque distinto.




" La sexualidad es complicada y no hay verdades absolutas, yo creo que la solución no es elegir los extremos, sino encontrar el equilibrio "

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanta razón tienes Lola, la sexualidad es un verdadero dilema en el cual tienes que estar en una constante búsqueda de equilibrio.
Un acierto tu blog, mis felicitaciones.

Lola PJ dijo...

Si es cierto, la sexualidad es un tema muy extenso en el cual tienes que estar bien contigo mismo para poder disfrutar plenamente, y muchísimas gracias por tu comentario.